A mi madre

Empezó siendo un trabajo de fin de máster, ahora crece para convertirse en libro. Mi madre se emocionó cuando vio que se lo dedicaba, el trabajo. A mi madre también dedicaré el libro. Como todo lo que hago. Ana Eugenia Ribagorda Arnaiz. Nosotras, que por nuestras venas laten Ribagordas.

“Sólo se puede amar verdaderamente a la madre
si antes se la ha odiado. Porque la odiada es la impostora,
mientras que la amada es la huérfana que hay en ella,
la otra “hija mayor”, tan hija como la hija misma.
Ella hizo de madre como pudo.
Es como si la hija feminista hubiese pagado la fianza
para sacar a su madre de la cárcel.”

Victoria Sau Sánchez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s