La falacia de la guerra entre hermanos

Agustín de Foxá, 1993:291: “el enemigo nos surgía de las plantas de los pies; ascendía, vertical e implacable, de las porterías, de los sotabancos, de las alcantarillas (…). El enemigo era la criada de nuestro cuarto, nuestro portero, el lavacoches de nuestro automóvil, el guarda del Retiro de nuestra niñez, el lechero, el panadero, el maquinista del tren de nuestros veraneos”.

¿Es esta la descripción de una guerra entre hermanos como nos han hecho creer todo este tiempo? Que si la peor guerra es una guerra entre hermanos, como la civil… bla, bla, bla. En este texto no veo hermanos, veo poseedores y desposeídas, veo lucha de clases. Nombrar correctamente para visibilizar la realidad, para desenmascarar la mentira y a los mentirosos.

Resulta que la criada de su cuarto era mi abuela, que el portero era la hermana de mi abuela, el lavacoches de su automóvil era mi abuelo; el guarda del Retiro de su niñez, mi bisabuelo, el lechero era uno de los hermanos de mi abuela, el maquinista del tren de sus veraneos era el tío de mi abuelo. Y seguimos estando bajo la planta de sus pies. Pies que no son hermanos míos. Ni de mi abuela. Ni de mi abuelo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s