“si lloras no lees, y si no lees no aprendes”

Es la frase que más he repetido este último año. Ahora mismo ha sido la última vez:

La llevaron a gobernación en Madrid y la sometieron a tres meses de castigo, una paliza por la mañana y otra por la tarde, dejándola en un estado desastroso, perdiendo la razón y estando diez años sentada, postrada y atendida solamente por su marido.
Tomasa Cuevas, Presas (2005).

27 de octubre de 2013

Anuncios

Un pensamiento en ““si lloras no lees, y si no lees no aprendes”

  1. Pingback: El libro rojo | Vida en la memoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s