En el 126º aniversario del nacimiento de Clara Campoamor

Fragmento de Vida en la memoria.

En mayo de 1936, Clara Campoamor Rodríguez escribiría: “La tragedia de la República es la tragedia del pequeño burgués republicano, pequeño en el sentido espiritual más que económico… Que ha considerado la República el dorado que le abriría las puertas de una nueva vida… Con esa idea por motor llegó, por sorpresa, vacío de propósitos, planes y energía, al 14 de abril… Para mí la República era la conquista de realidades, abriendo anchas las ventanas al porvenir. Una España republicana, con casinillos radicales para hombres solos, casinillos sucios, malolientes y vacuos, no me interesaba. Una República con demócratas verbalistas y mujeres apagadas en el hogar, de laicos de merendero en viernes santo y esposas con freno religioso; de amor libre masculino, con mujeres despreciadas y niños abandonados; de ángeles legítimos del hogar y de padres ilegítimos fuera de él, amparados por la inexistencia de la investigación de la paternidad… Una República así no me interesa sino para trabajarla, combatirla y transformarla.” (Sánchez Sánchez, 2009, p.84).

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s